jueves, 30 de diciembre de 2010

La Pitanga

La Pitanga o Pendanga , conocida también con los nombres vulgares de Cereza de Brasil, Cereza de Cayena o de Surinam, es un arbusto o árbol pequeño perteneciente a la familia de las Mirtáceas, oriundo de Brasil, pero actualmente disperso por todas las regiones tropicales y subtropicales. Se cultiva no sólo por sus pequeños frutos comestibles, sino como planta ornamental de jardines y parques.

La Pitanga o Pendanga es un arbusto o árbol pequeño de 3 a 6 metros de alto, muy ramificado desde la base con ramas delgadas. Copa compacta y más o menos globosa. Corteza grisácea, la cual se desprende fácilmente en delgadas placas.
Sus hojas son simples, opuestas, aovadas a aovado-lanceoladas, acuminadas en el ápice, redondeadas en la base, verde oscuras y brillantes en la cara superior, con nervadura central visible, glabras. Pecíolos de 2 a 3 mm de largo.

Sus flores son blancas, algo fragantes, de unos 14 mm de diámetro, solitarias o fasciculadas. Sépalos oblongos, ciliados, de unos 4 mm de largo. Pétalos obaovados, unguiculados, de 8 a 12 mm de largo. Estambres numerosos.
Sus frutos son bayas globoso-deprimidas, de 2 a 3 cm de diámetro con 8 a 10 surcos profundos longitudinalmente, de color verde al principio van pasando a amarillo y luego rojos o anaranjados. Generalmente presentan una sola semilla, pero a veces pueden tener dos o tres.

Se propaga generalmente mediante semillas las cuales tardan de 3 a 4 semanas en germinar. Las ramificaciones bajas de la planta, permiten también la fácil multiplicación por acodo en el suelo. Además, frecuentemente produce hijuelos en la base lo que permite su separación y propagación.

sábado, 25 de diciembre de 2010

La jabuticaba

La Jaboticaba es un árbol frutal perteneciente a la familia de las Mirtáceas, originaria del sur del Brasil, de exquisitos frutos, que se desarrollan en forma de racimos en el tronco y ramas principales de la planta. En forma silvestre crece desde Río Grande (Brasil) hasta minas de Gerais. En forma de cultivo es muy frecuente en los alrededores de Río de Janeiro y en menor escala se cultiva en el sur de los Estados Unidos, y en las regiones tropicales de Centro y Sudamérica con clima fresco. En francés recibe los nombres populares de Jaboticaba, Vigne brésilienne, Jabuticaba, Jabotica, Guaperu, Guapuru, Hivapuru, Sabará and Ybapuru...
La Jaboticaba es un árbol frutal de 6 a 12 metros de alto. Tronco corto. Copa simétrica, ovalada a redondeada, espesa. Corteza marrón claro, la cual se desprende fácilmente en láminas.

Sus hojas son lanceoladas o elípticas, de 2 a 10 cm de largo por 1 cm de ancho, agudas a acuminadas en el ápice, redondeadas en la base, enteras en las márgenes, generalmente glabras, de color verde oscuro brillante en la cara superior.
Sus flores son pequeñas, blancas, agrupadas en pequeños racimos en los troncos y ramas principales. Corola con 4 pétalos. Sus frutos son globosos a redondeados, de color morado, casi negro, de 1 a 3,5 cm de diámetro. Epicarpio grueso y fuerte. Pulpa jugosa, de color blanco o teñida de rosado, con 1 a 4 semillas ovaladas a redondeadas y comprimidas lateralmente. Suelen estar presentes varias veces al año.

Se puede propagar por semilla, las cuales tardan alrededor de un mes para germinar. Al cabo de 10 años es que principia a producir. Por tal razón, el método más utilizado es él de injerto. Por otra parte, es la forma más efectiva de mantener y propagar los híbridos de mayor valor comercial. Presenta crecimiento lento.
La Jaboticaba requiere de clima fresco, pero nunca por debajo de 0°C. Se desarrolla bien en suelos limo-arenosos, profundos, ricos en sustancias orgánicas, con buen drenaje. Puede desarrollarse igualmente en suelos rocosos calcáreos y arcillosos.
Los frutos consumidos frescos son excelentes y exquisitos. También se utilizan en la elaboración de jaleas, jugos.


miércoles, 22 de diciembre de 2010

Flores de maracuya

Nuevas alegrías en la finca. En esta ocasión se trata del maracuya de la variedad alata, (Passiflora alata). En este ejemplar de menos de seis meses de sembrado hemos contado ya casi medio centenar de flores. Algunas como puede verse en la foto seguro en los próximos días, verán la luz, de momento la foto muestra la primera de ellas.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Flores en el Canistel

Aunque hacia algún tiempo que no hacíamos un seguimiento del Canistel, este a continuado creciendo a muy buen ritmo alcanzando ya los 180 centímetros de altura a los ocho meses de siembra. Pero ahora nos ha dado una sorpresa mucho mayor ya que en dos de sus ramas han brotado flores. Nuestro desconocimiento de esta variedad de frutal nos mantendrá a la expectativa ya que desconocemos como evolucionará ahora estas flores y si tendrán éxito o al ser las primeras no lograran cuajar.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

El litchi, pequeña fruta con grandes propiedades

El litchi, pequeña fruta con grandes propiedades. Es una pequeña fruta tropical, de sabor dulce y exquisito, también conocida como ciruela china, que posee grandes propiedades nutricionales, como su elevado contenido en vitamina C, que le confiere propiedades antioxidantes, que luchan contra los radicales libres.

Gracias a la vitamina C, favorece la absorción de hierro en el organismo y mejora la resistencia a la infecciones, sin olvidar la presencia de vitamina B, principalmente ácido fólico y minerales como el potasio y y en menor medida magnesio.

Posee un gran contenido en agua y fibra, que le aporta efecto laxante, es rico en hidratos de carbono y pobre en proteínas y grasas, por lo que aporta un escaso valor calórico y es muy adecuada por ello en regímenes de adelgazamiento.

Es por ello que esta fruta es adecuada en diferentes enfermedades, como niveles elevados decolesterolalto, por su gran aporte de potasio y antioxidantes y su escaso valor en sodio, es adecuado en casos de hipertensión arterial y para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Por sus propiedades nutritivas, es adecuado en niños, adolescentes, embarazo, lactantes, así como en deportistas y ancianos, y para aquellas personas que tienen tendencia a sufrir carencias de vitamina C.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Crecimiento de la carambola

Nuestro pequeño fruto ya ha cumplido su primer mes, y el crecimiento como puede verse es espectacular, si bien una de ellas ya he comenzado a marchitarse, la otra esta en perfecto estado y estamos convencidos de que esta llegar hasta el final de su crecimiento. El fruto tiene ya algo mas de séis centímetros de longitud y algo menos de tres de diametro.

domingo, 5 de diciembre de 2010

El cultivo del Maracuya

Esta enredadera prefiere los suelos ligeramente ácidos, pero la maracuyá amarilla tolera los suelos alcalinos si se añaden los microelementos adecuados. Un suelo con buen drenaje es esencial pues en caso contrario, se producen problemas en las raíces que pronto destruyen a las plantas. La maracuyá amarilla y la granadilla gigante son plantas tropicales. La maracuyá púrpura está adaptada a condiciones subtropicales y puede soportar las heladas ligeras del invierno sin sufrir daños, no tolera heladas severas. Todos los tipos de maracuyá pueden propagarse de semillas, las cuales deben estar frescas (menos de un año) porque pierden su viabilidad rápidamente. Las semillas deben sembrarse en macetas u otros recipientes que contengan suelo esteril y mantenerse en un lugar húmedo y a resguardo de la luz solar directa. Las semillas germinan normalmente en 10-20 días; las pequeñas plantitas crecen rápidamente y deben ponerse en recipientes individuales tan pronto como sea posible. Pueden transferirse al sitio de siembra permanente cuando alcancen una altura de 10-16” (24-40 cm).

En la naturaleza, la enredadera de la maracuyá trepa sobre los árboles o rocas disponibles y se extiende para alcanzar la luz solar. Cuando las enredaderas se cultivan, su crecimiento debe guiarse para que cubran los alambres de los emparrados o cercas en las cuales crecen. Las enredaderas jóvenes se guían dirigiendo una ramita que crezca hacia arriba para que alcance la parte superior del emparrado y una vez que esté allí, permitiendo que una nueva ramita crezca a lo largo de los alambres en ambas direcciones. Un emparrado de 2 alambres proverá 4 ramitas nuevas que crecen alejándose del tronco de la enredadera. Una vez que la enredadera comience a crecer debe permitírsele crecer sin poda durante toda la estación ya que a mayor cantidad de enredadera mayor será la superficie que produce frutos. Con las formas autoimcompatibles de la maracuyá amarilla es deseable permitir que dos enredaderas diferentes, que puedan fertilizarse de forma cruzada, crezcan juntas y sus ramas se entremezclen para promover una fructificación alta. Las enredaderas deben podarse a final del invierno cuando ellas no crecen activamente. Todas las rama muertas y débiles deben cortarse y dejar sólo las ramitas vigorosas con numerosas yemas de manera tal que pueda reanudar un crecimiento activo a inicios de la primavera. Desinfecte las tijeras de podar al terminar de podar una enredadera y comenzar con otra para evitar la transmisión de enfermedades entre plantas. Un buen momento para realizar la primera fertilización es después de la poda. Las enredaderas son plantas perennes de vida corta. Algunas maracuyá amarillas en el sur de Florida han sobrevivido por 10 años pero esto es la excepción. Una esperanza de vida más realista es de 3-5 años. Una enredadera que parezca tener una cantidad excesiva de ramas muertas ha perdido su vigor y debe ser eliminada y reemplazada por una planta jóven y saludable.

Un fertilizante adecuado para la maracuyá en los suelos arenosos ligeramente ácidos característicos de Florida debe proveer nitrógeno, fósforo y potasio en proporciones aproximadamente iguales y también los micronutrientes esenciales (magnesio, manganeso, cobre, zinc y hierro). En los suelos alcalinos rocosos del sureste del estado, se necesita menos fósforo que nitrógeno y potasio, pero los micronutrientes deben aplicarse para obtener un crecimiento y producción normal. Además, soluciones de chelatos de hierro pueden aplicarse al suelo cerca de las raíces.

El fertilizante debe aplicarse a principios de la primavera antes de que comience el crecimiento. Se deben realizar aplicaciones ligeras a intervalos de 4 a 6 semanas hasta julio en la parte norteña del rango de la maracuyá y hasta octubre en la sureña. Las enredaderas consumen bastante fertilizante pero la fertilización excesiva daña a las raíces y puede destruir la planta. La cantidad a aplicar depende del tamaño de la planta y puede ser determinado por la experiencia. Nunca se deben aplicar más de 4-6 oz (110-170 g) de un fertilizante de análisis bajo (6-6-6, 5-7-5, etc.) de una sóla vez hasta que se haya determinado que una cantidad mayor puede aplicarse con seguridad. El fertilizante debe esparcirse uniformemente en un círculo alrededor del tallo, con un radio aproximado de 18" (45 cm); riegue la planta más tarde.

Existen pocas plagas que ataquen al fruto de la maracuyá. Una chinche apestosa puede agujerear los frutos jóvenes pero los mismos continuan su desarrollo más o menos normalmente.

Los nemátodos y los hongos que invaden a las raíces son las plagas más comunes de las especies de Passiflora en Florida. En realidad, es imposible cultivar la maracuyá púrpura en la mayor parte del sureste de Florida a menos que esté injertada en patrones de maracuyá amarilla u otra especie resistente. Nemátodos y dos especies de hongos, Phytophthora y Fusarium, se han encontrado en las raíces de las enredaderas enfermas. La maracuyá amarilla es más resistente a los organismos dañinos del suelo que la maracuyá púrpura pero no es inmune. Las enredaderas pueden mostrar síntomas de cancro o lesiones del tallo cerca del suelo y perder su vigor lentamente después de haber crecido durante 5-7 años. Cuando esto ocurre, es aconsejable sembrar enredaderas nuevas, preferiblemente en un nuevo sitio. Los problemas con las raíces son menos comunes en las enredaderas del centro del estado que en las del extremo sur.

Enfermedades virales afectan a la producción de maracuyá en Australia. También se han descubierto en Hawaii y en un cultivar ornamental en Florida. Debido a los problemas que los virus causan a los cultivadores de papayas en Florida, se deben usar todos los métodos prácticos para proteger las plantaciones de maracuyá de posibles infecciones virales. Cualquier enredadera cuyas hojas muestren síntomas de mosaico o aclaramiento de las venas deben eliminarse y destruirse. También, las plantas deben propagarse de semillas siempre que sea posible. Las enredaderas utilizadas como fuente de estacas deben mantenerse libres de insectos en invernaderos para protegerlas de las infecciones virales.

Las plantas de semillas sembradas en la primavera pasan la mayor parte de la primera estación en un estado de crecimiento vegetativo vigoroso aunque pueden aparecer algunas flores y frutos al final del verano en las enredaderas de la maracuyá amarilla. Las enredaderas sembradas de estacas florecen con mayor profusión y producen más frutos en el primer año que las de semillas, pero las enredaderas obtenidas de estacas son más caras y frecuentemente menos vigorosas que las de semillas. Además, se debe ejercer gran precaución para mantener las fuentes de estacas libres de enfermedades lo cual no es necesario en el caso de las semillas.

La mejor producción que se puede esperar en Florida, hasta que cultivares más productivos sean desarrollados, es de aproximadamente 7.5-15 lbs (3.5-7 kg) de frutos por planta de la maracuyá amarilla. Con este nivel de producción y una distancia de siembra de 10 x 15 ft (3 x 4.5 m) uno podría esperar con optimismo una producción de 2,200-4,400 lb./acre (2.5-5 toneladas métricas/ha) de frutos de la maracuyá amarilla. La púrpura tendría rendimientos probablemente iguales a 1/3 de esta cantidad. No existen datos suficientes para predecir los rendimientos de la granadilla gigante en Florida.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

La papaya, un remedio natural contra la acidez

Además de sus múltiples propiedades para la salud, este fruto contiene una alta cantidad de retinina, que ayuda a la piel en el proceso de pigmentación para facilitar el bronceado y a detectar agentes radicales.

La papaya es una buena fuente de fibra, que mejora el tránsito intestinal.

Interesante en esta fruta el papel que desempeña la papaína. Es un enzima proteolítica (que deshace las proteínas), similar a la pepsina, que está en el jugo gástrico del cuerpo humano, lo que le confiere sus beneficiosas propiedades digestivas. En afecciones digestivas tales como gastritis, hernia de hiato, pirosis o acidez, resulta muy adecuada, ya que contribuye a neutralizar el exceso de acidez del estómago. La acción suavizante y antiséptica sobre las mucosas digestivas, la hacen muy útil en caso de gastroenteritis y colitis de cualquier tipo. También en la resaca.

Además de sus múltiples propiedades para la salud, la papaya contiene una alta cantidad de retinina, que ayuda a la piel en el proceso de pigmentación para facilitar el bronceado y a detectar agentes radicales que han sido relacionados con la formación de cáncer.

domingo, 28 de noviembre de 2010

El cultivo de la Guanabana

Es una especie susceptible al frío, y es la anonácea cuyos requerimientos de clima es el más tropical; cálidos y húmedos, característicos de altitudes menores de 1.000 msnm.
Requiere una temperatura promedio de 25 a 28oC y una precipitación media anual de 1.000 a 3.000 mm bien distribuída, aunque puede cultivarse en zonas con una estación seca moderada.
Esta especie se desarrolla desde el nivel del mar hasta los 1.000 m, aunque la altitud óptima para el cultivo está entre 400 a 600 m. Los suelos en que se plante guanábana comercialmente deben ser profundos, arenosos y con muy buen drenaje. Son más convenientes los suelos con pH entre 5,5 y 6,5.
No existe descripción botánica alguna referente a variedades; sin embargo, los agricultores en las diferentes zonas hacen selecciones de los mejores árboles de acuerdo a la calidad de la fruta.
Actualmente se distinguen diferentes tipos de guanábana, los que se han clasificado según el sabor que pueden ser ácido, semiácido o dulce; la forma que puede ser ovoide, acorazonada
o irregular y la consistencia de la pulpa que puede ser blanda y jugosa o firme y seca.
Los árboles varían mucho en cuanto al crecimiento, follaje y copas, o cual se debe en algunos casos a la luminosidad, al manejo, procedencia y a otros factores.
El terreno en que se realice una plantación de guanábana debe tener un suelo suelto, bien drenado y profundo; si es pesado, es indispensable la construcción de infraestructura de drenaje. Además debe estar protegido del viento para evitar la caída de flores y frutos.
Se recomienda plantar la guanábana a una distancia de siembra de 7 m x 7 m ó 8 m x 8 m, en un
sistema de siembra cuadrangular o en tres bolillos.
En la siembra los hoyos donde se plantara el arbol es conveniente rellenarlos con materia orgánica.
Antes de planear cualquier programa de fertilización, es conveniente hacer un análisis de suelo antes de la siembra. Posteriormente es conveniente hacer un análisis foliar para determinar si existe deficiencia de algún elemento. La guanábana es un cultivo exigente a nitrógeno y potasio.
A manera de guía, a continuación se dan algunas pautas para fertilizar este cultivo, ya que no hay
investigación sobre este aspecto. En el primero y segundo año abonar con 1,2 kg/planta de una fórmula alta en fósforo y potasio como la 12-24-12 distribuída en tres ó cuatro aplicaciones por año; en el tercer año aplicar 1,5 kg/planta de la fórmula 12-24-12 ó 18-5-15-6-2 dividida en tres aplicaciones y de acuerdo con la precipitación.
Entre octubre, noviembre o diciembre se pueden adicionar 300 g/planta de sulfato de amonio.
A partir del cuarto año se aplicará un total de 2 kg/planta de la fórmula 18-5-15-6-2, dividido entre los meses de mayo, agosto, setiembre, noviembre y diciembre.
Los árboles de guanábana responden bien a la poda de formación y se recomienda realizarla a partir del momento en que se establece el arbolito y hacerla durante uno o dos años más en los meses de floración escasa. Después de la cosecha se hace una poda sanitaria. La poda en este árbol se hace principalmente para eliminar ramas secas, enfermas y maltratadas, en las épocas en que no hay frutos.
La guanábana es un árbol tolerante a la sequía, ya que se ha encontrado con frutos en lugares con una estación seca marcada. Sin embargo, cuando se prolonga, es conveniente aplicar riego abundante antes de la floración, durante ella y posteriormente durante el período en que empieza a fructificar hasta la cosecha.
El riego se puede efectuar por gravedad, en surcos y lo más conveniente es aplicarlo una y dos veces por semana, de acuerdo a la sequedad del clima.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Pequeños frutos

Han pasado 15 días desde nuestra anterior foto de las primeras carambolas de este ejemplar, y como puede verse el cambio en crecimiento ha sido bastante considerable

Red Lady

Poco mas de dos semanas han pasado, y las papayas siguen su buen ritmo de crecimiento, como puede verse al comparar ambas fotografías.

domingo, 7 de noviembre de 2010

¿Primeras carambolas?

El titulo esta entre interrogantes porque esta fruta no hace mas que sorprendernos. Un ejemplar injertado de la variedad Sri Kembanyan sembrado en el interior de invernadero de malla, protegido por lo tanto de los vientos, el 15 de Junio de este mismo año, floreció abundantemente y ahora vemos que tiene dos pequeñas carambolas de aproximadamente un centímetro, lo normal es que estas hubiesen caído al suelo como otras, pero, ¿ habrán cuajado? seguiremos atentos. Lo normal en esta zona es que esta especie de fruto entre doce y 18 meses.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Papayas Red Lady

Algo mas de un mes ha transcurrido desde la ultima imagen de nuestro ejemplar de papayera de la variedad Red Lady, como puede verse las flores han cuajado perfectamente y ya los frutos empiezan a tener la forma caracteristica de esta variedad. Esta variedad es un hibrido originario de Hawai, es una de las variedades más precoces que inicia la producción a los seis meses, cuando tiene unos 80 cm. de altura, además con un buen manejo agronómico se puede obtener un promedio de 80 frutos por planta y un peso de hasta dos kilos, por lo que se considera un cultivo rentable para los productores: “Esta variedad es aceptada por los consumidores debido a su dulzura, color de pulpa roja, tamaño medio, y a su vez cultivada por los productores, ya que es tolerante a virosis.

lunes, 18 de octubre de 2010

El cultivo del Aguacate

El árbol de aguacate posee un crecimiento y desarrollo variado, en su hábitat natural pueden existir hasta de 20 o 25 metros de altura. Su tallo es leñoso , posee un gran crecimiento vegetativo y en árboles de 50 años de edad se han encontrado diámetros de hasta 1.5 metros. Las hojas son simples y enteras. De forma elípticamente alargada y nervadura pinnada. La inserción en el tallo es peciolada. Cuando es joven presenta un color rojizo y una epidermis pubescente; al llegar a la madurez estas hojas se tornan
lisas, coriáceas y de un verde intenso y oscuro.
Las ramas son abundantes, generalmente delgadas y frágiles, esto hace que se rompan fácilmente con la carga de fruta o por la acción del viento y tormentas. Las raíces son superficiales dependiendo de la variedad, suelo y otras condiciones de producción. Se caracterizan por tener muy pocos pelos radicales y la absorción de agua y nutrientes se realiza principalmente en las puntas de las raíces a través de los tejidos primarios, esto determina la susceptibilidad que posee el árbol al exceso de humedad que induce a las asfixias y ataques de hongos que pudren los tejidos.
El aguacate puede cultivarse en una gran diversidad de suelos, desde los francos hasta los arcillosos, dependiendo de la precipitación y las prácticas de cultivo que se utilicen, la característica que debe prevalecer en un huerto de aguacates es que el terreno tenga buen drenaje para evitar los problemas de pudriciones de las raíces, a las cuales este frutal es susceptible. Previo a la plantación debe limpiarse el terreno, eliminar los restos vegetales y
luego realizar trabajos de arado y si se puede deberá rastreársele, luego viene la desinfección que puede ser en cada agujero, con el mismo producto que se utilizó para las semillas.
Existen diversos sistemas para realizar la plantación, los más comunes son al cuadro, al tres bolillo, al quincuncio y rectángulo. En el caso de terrenos escarpados podrá realizarse siguiendo las curvas a nivel. De acuerdo a las experiencia de éste cultivo, se pueden iniciar plantaciones al cuadro a 4 x 4 metros y en el futuro cuando las plantas crecen se realiza un entresaque para dejar la plantación definitiva a 8 x 8 m., otros distanciamientos recomendados son de 6 x 8 m., el cual permite un buen desarrollo de plantas. Puede también plantarse de 4 x 6 m y 5 x 5 m El distanciamiento estará condicionado también al sistema de manejo a qué estará sometida la
plantación, al tipo de suelo, topografía y otros factores.
La fertilización del suelo debe hacerse a base de un análisis previo del mismo y según los requerimientos del cultivo, además deben utilizarse buenos sistemas de aplicación. Al cultivo de aguacate durante su desarrollo puede realizarse la fertilización foliar como suplementaria. Está es más efectiva si se utilizan productos Quelatados. La fertilización foliar estará basada a los requerimientos del cultivo para lo cual existen estándares que deben ser consultados.
NECESIDADES DE NUTRIENTES DEL CULTIVO
Nitrógeno
- 60 a 300 g de N puro al año en plantas de 1 a 7 años
- 350 a 1000 g de N puro al año en plantas de mas de 8 años
Fósforo
- árboles jóvenes (1 a 7 años): 200 a 450 g/árbol /año
- árboles adultos (mayores de 8 ) 900 a 1,100 g/árbol/año
Potasio
- Es requerido en los primeros años y aumenta la necesidad en plantas en
producción
- árboles jóvenes ( l a 8 años): 100 a 450 g/árbol/año
- árboles adultos (mayores de 5 años): 900 a 1,400 g/árbol/año
pH Ideal 5.5 a 6.5
Materia Orgánica 2.5 a 5 %
Salinidad : Conductividad eléctrica menor a 3 mm hos/cm


lunes, 20 de septiembre de 2010

La atemoya

La atemoya, Annona squamosa x A. cherimola, es un hí brido entre el anón de ojos y la chirimoya. Fue durante muchos años erróneamente llamado chirimoya ochirimola en Queensland y Nueva Gales del Sur.
El primer cruce fue hecho por el horticultor, PJ Wester, en el Laboratorio de Subtropicales del Departamento de Agricultura de Los Estados Unidos en Miami, en 1908. Otros cruces realizados en el año 1910 fructificaron en 1911, semillas de este cruce fueron llevadas a Filipinas. Se le dió el nombre de "atemoya", una combinación de "ate", el viejo nombre mexicano del anón de ojos y "moya" tomado de la chirimoya. El
árbol se asemeja al de la chirimoya, es de rápido crecimiento, puede alcanzar de 7,5-9 m y es de tronco corto, las ramas caí das y normalmente los mas bajas pueden tocar el suelo. Las hojas son caducifolias, alternas, elí pticas, coriáceas, menos peludas que las de la chirimoya, y hasta 15 cm de longitud. Las flores son tallo largo, triangulares, de color amarillo, 6 cm de largo y de 4 a 5 de ancho. El fruto es cónico o en forma de corazón, en general, con 10 cm de largo y 9,5 cm de ancho, y pueden llegar a pesar hasta 5 libras (2,25 kg), de color verde pálido o azul-verdoso como un guisante, es ligeramente amarillento entre la areoles. La corteza es de 3 mm de grueso, compuesta por los areoles fundidos, estos son mas prominentes y angulares que los del anón de ojos con las puntas redondeadas o ligeramente inclinadas hacia arriba, firme, flexible, y indehiscente. La masa interior es aromática de color blanco-nieve, de textura fina, casi sólida, sin división en segmentos, con menos semillas que el anón de ojos, sub-ácido y con un sabor que recuerda la chirimoya. Las semillas son cilí ndricas, 2 cm de largo y 8 mm de ancho; duras, lisas, de color negro o marrón oscuro.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Las flores de las papayas

Continuamos con los seguimientos a los frutales. Las papayeras de la variedad red lady, sembradas el 30 de Junio, han alcanzado ya el metro ochenta centímetros de altura y han aparecido a los dos meses aproximadamente de su siembra las primeras flores, naturalmente dudamos que están cuajen, pero el crecimiento es mas que satisfactorio.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Nuestras primeras carambolas

Ya hemos recolectado nuestras primeras carambolas. les hemos hecho un seguimiento desde el primer día, poco mas de dos meses desde su nacimiento hasta la mesa.
A continuación detallamos algunas de las cualidades de este fruto asiático.



Valor alimenticio por 100 g de la porción comestible*
Calorías35.7
Humedad89.0-91.0 g
Proteína0.38 g
Grasas0.08 g
Carbohidratos9.38 g
Fibra0.80-0.90 g
Ceniza0.26-0.40 g
Calcio4.4-6.O mg
Fósforo15.5-21.0 mg
Hierro0.32-1.65 mg
Caroteno0.003-0.552 mg
Tiamina0.03-0.038 mg
Riboflavina0.019-0.03 mg
Niacina0.294-0.38 mg
Ácido ascórbico**26.0-53.1 mg



Triptofano3.0 mg
Metionina2 mg
Lisina26 mg


Asparagina0.82-0.64
Treonina0.92-0.79
Serina3.88-2.00
Ácido glutámico2.41-1.80
Prolina0.23-0.09
Glicina0.20-0.10
Alanina5.40-1.26
Valina0.17-0.11
Isoleucina0.03-trazas
Leucinatrazas
Fenilalaninatrazas
Gamma Ácido amino bitírico0.77-0.55
Ornitina0.11-0.13
Histidinatrazas


Usos medicinales: En la India, la fruta madura se administra para detener las hemorragias y para aliviar las hemorroides sangrantes, y la fruta seca o el jugo se puede tomar para contrarrestar las fiebres. La conserva de la fruta se dice que sirve para aliviar la diarrea, para disipar la biliosidad y para aliviar la "resaca" del uso excesivo de alcohol. Un bálsamo hecho de la fruta se utiliza para aliviar los padecimientos de los ojos. En Brasil, la carambola se recomienda como diurético en las dolencias de riñón y vejiga, y se cree que tienen un efecto beneficioso en el tratamiento de la eccema. En la "Chinese Materia Medica" se dice, "Su acción es calmar la sed, aumentar la secreción salival, y por lo tanto, calmar la fiebre."
Una decocción de la fruta y las hojas combinadas se bebe para superar el vómito. Las hojas se envuelven en las sienes para aliviar los dolores de cabeza. Las hojas machacadas y los brotes se usan en cataplasmas en las erupciones de la varicela, también en la tiña.
Burkill dice que un preparado de la corteza interior, con maderas de sándalo y Alyxia sp., Se aplica al sarpullido. Las raíces, con azúcar, se consideran un antídoto para venenos. Se ha detectado ácido cianhídrico en las hojas, tallos y raíces.
Una decocción de las semillas molidas actúa como un galactagogo y emanagogo y es ligeramente embriagadora. El polvo de las semillas sirve como sedante en casos de asma y cólicos.

domingo, 5 de septiembre de 2010

El cultivo del mango

Los mangos están bien adaptados a las tierras bajas tropicales y subtropicales, pero pueden resistir temperaturas tan bajas como -3.9° C por unas cuantas horas, sufriendo daños en hojas y pequeñas ramas. Los árboles jóvenes pueden morir a temperaturas de -1.7 a -1.1° C. Las flores y frutos pequeños pueden morir si la temperatura disminuye por debajo de 4.4° C por unas cuantas horas. Los árboles de mango no parecen aclimatarse a las temperaturas frías y no se han observado diferencias significativas en la resistencia al frío entre las dirferentes variedades.
La propagación con semillas de variedades poliembriónicas produce árboles que replican las características de los árboles maternos y por lo tanto es un método de propagación común en muchos países tropicales. Las variedades monoembriónicas no replican las características maternas y por lo tanto deben propagarse de manera vegetativa para mantener las cualidades deseables de los progenitores. El injerto lateral y el injerto de chapilla o astilla son los métodos más comunes y exitosos en lugares de importante producción como Florida. Plantas jóvenes vigorosas obtenidas de semillas se utilizan como patrones. Las yemas o esquejes se seleccionan de ramas terminales, jóvenes o maduras, que poseen yemas hinchadas. El injerto se puede realizar en cualquier tiempo del año si existen patrones disponibles, pero son más exitosos durante las estaciones más cálidas. Las árboles ya establecidos de variedades indeseables, pueden mejorarse mediante el injerto. Los esquejes de la variedad deseada se injertan lateralmente en el tronco y ramas del patrón o en nuevas ramas que crecen después de cortar el patrón. Los acodos de algunas variedades ('Tommy Atkins') han sido exitosos aplicando en la parte distal de la corteza una mezcla de ácido naftalenoacético/lanolina al 2%. Las raíces adventicias se forman en 10 a 12 semanas. Sin embargo, este método no se ha practicado a escala comercial y el comportamiento de los árboles no se ha estudiado en condiciones de campo. Como patrones se usan generalmente plantas obtenidas de semillas de las variedades 'Turpentine' o 'Number 11". Estos patrones toleran altos pH en el suelo y las plántulas son vigorosas y uniformes.
Las distancias de siembra dependerán de las condiciones del suelo, de la tecnología actual y de factores económicos. En los suelos pobres de Florida, los árboles en plantaciones comerciales se siembran a una distancia de 0.9 a 9.1 m en filas separadas por 6.1 a 9.1 m. Las distancias más cortas requieren técnicas de cultivo más intensivas cuando los árboles maduran y no se recomiendan a menos que un programa de poda y entresacado se haya planeado. Los propietarios de casas deben mantener una distancia de 4.6-9.1 m o más entre los árboles de mango y edificios adyacentes u otros árboles. Usualmente no es necesario podar mucho los árboles jóvenes para modificar su forma. Después de varios años de producción, los cosecheros comerciales podan periódicamente la copa a 3.7-4.3 m de altura, y los lados de los árboles, para dejar un espacio abierto de 1.5 a 2.4 m entre estructores y árboles. Esto incrementa la eficacia de las aspersiones foliares, facilita el movimiento de equipos, ayuda a reducir los costos de la cosecha (árboles menores) y puede ayudar a reducir el daño causado por las tormentas. Sin embargo, esto no es necesario en los árboles sembrados en patios. El mejor tiempo para la poda es inmediatamente después de la recolección. La poda severa no daña los árboles, pero reducirá la producción de frutos en la próxima estación.
Los mangos se adaptan a muchos tipos de suelos. Los árboles que se siembran en suelos rocosos y arenosos deben abonarse periódicamente para obtener un crecimiento y producción de frutos satisfactorios. Generalmente, los árboles de mangos toleran las condiciones húmedas e inundaciones; sin embargo, la respuesta es variable entre los árboles. Los síntomas del estrés causado por las inundaciones incluyen a: desecación y marchitez de las hojas, muerte regresiva, crecimiento reducido y la muerte del árbol. Las condiciones ambientales previas y actuales así como el tamaño y salud de los árboles afectarán la respuesta de los mismos a las condiciones húmedas.
Los árboles jóvenes deben recibir aplicaciones de abono cada dos meses durante el primer año, comenzando con 114 g e incrementando gradualmente hasta alcanzar 455 g. Después, las cantidades de abono deben incrementarse de forma proporcional al tamaño del árbol. Para los árboles adultos, una cantidad máxima de 7 a 10 Kg por árbol/año de un abono mixto debe ser suficiente. Esta cantidad debe dividirse en 2-4 aplicaciones. Las mezclas de abono que contienen de 6 al 10% de nitrógeno, de 6 al 10% de ácido fosfórico, de 6 al 10% de potasio y de 4 al 6% de magnesio dan buenos resultados con los árboles jóvenes. Para los árboles adultos el potasio debe incrementarse del 9 al 15% y el ácido fosfórico reducirse del 2 al 4%. Las proporciones de nítrogeno, ácido fosfórico y potasio en los abonos mixtos disponibles son 6-6-6, 8-8-8, 10-10-10 y 8-3-9. En suelos neutros o ácidos, los micronutrientes, como el hierro, zinc y manganeso, pueden aplicarse en forma sólida por separado o en mezclas. Los árboles de mango que se siembran en suelos calcáreos deben recibir aspersiones de nutrientes que incluyan al cobre, zinc y manganeso durante los primeros cuatro o cinco años. Más tarde, sólo el zinc y el manganeso serán necesarios. El hierro debe aplicarse anualmente en forma de quelatos (los compuestos de FeEDDHA son los mejores) aplicados al suelo 2 a 3 veces al año. El boro (borato de sodio) debe aplicarse anualmente en forma sólida o en aspersiones foliares.
Observaciones indican que la irrigación de los árboles recién plantados, especialmente durante los períodos de seca, mejora el establecimiento de los árboles y el crecimiento temprano. Las investigaciones también sugieren que la irrigación durante el período del desarrollo de los frutos incrementa el tamaño, la precocidad y la producción de los mismos. Comercialmente, altos volúmenes de irrigación con aspersores altos por encima y por debajo la copa de los árboles se utilizan para la protección contra el frío durante las heladas. La irrigación debe comenzarse antes de que la temperatura de congelación se alcance y continuarse hasta que la temperatura supere el punto de congelamiento y cuando el hielo se haya derretido. La irrigación con motores eléctricos debe considerarse donde no existan problemas de interrupciones del fluído eléctrico.

martes, 31 de agosto de 2010

Maduracion de la carambola

Apenas seis días han pasado desde que se apreciaran los primeros síntomas de maduración en nuestra carambola y ya se puede apreciar el maduro casi completo del fruto. Sesenta días aproximados desde que descubriéramos esta carambolas en el árbol.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Las Carambolas

Nuestras carambolas comienzan ya a tener una ligera tonalidad de amarillo, lo que significa que su proceso de maduración a comenzado. El primer fruto tiene unos 11 centímetros de longitud y hace ya dos meses que lo descubrimos en el árbol. Sin embargo hay algunas malas noticias. Hemos probado en nuestra propia experiencia lo delicado que es este árbol para el viento, no podía ser en todo perfecto. El mal tiempo que hubo durante la semana pasaba provoco la caída de aproximadamente la mitad de la fruta además del daño en estos al golpearlas contra las ramas, pero bueno aun así estamos contentos con este ejemplar, único que esta desprotegido del viento. También el fuerte calor con temperaturas cercanas a los 45 grados provoco que se quemasen algunos brotes de las ramas, y las hojas amarillas como puede verse en la foto.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Los daños del mal tiempo

Ha aparecido el mal tiempo. Vientos y un golpe de calor con temperaturas de hasta 45 grados ha hecho sus estragos en nuestros arboles. Hojas amarillas y su posterior caída, y brotes tiernos quemados. El peor parado ha sido el litchi, han sufrido algo la guanabana el canistel y el longan, la carambola ha resistido muy bien y solo detectamos algun brote tierno quemado, pero a la semana de esto ya aparecen nuevos brotes y con fuerza. A quien no le a hecho daño ninguno el tiempo han sido a las tres variedades de parchita ni el anon ni tampoco la atemoya. Los aguacateros han resistido perfectamente y los mangos mas jóvenes han perdido algunas hojas.

domingo, 15 de agosto de 2010

El cultivo de la papaya

La papaya crece muy bien en un clima cálido con abundante lluvia o irrigación. No tolera los vientos fuertes, las inundaciones ni las heladas y se recupera lentamente si ha sufrido daños considerables en sus raíces u hojas. Las temperaturas inferiores a 0°C usualmente provocan daños severos o la muerte.
La propagación vegetativa no es práctica aunque podría ser deseable para preservar buenas selecciones. Tanto los injertos como el enraizado de estacas se realizan fácilmente pero son muy laboriosos para justificar su uso comercial. En contraste, las semillas se producen abundantemente y germinan fácil y uniformemente ( en 10 a 15 días). Bajo condiciones de cultivo adecuadas, los frutos pueden cosecharse en 8-10 meses. Las semillas, obtenidas de frutos maduros, se lavan para eliminar el arilo gelatinoso, se plantan en macetas pequeñas y se ponen a germinar en luz solar directa. Las macetas biodegradables son idóneas para este fin ya que pueden sembrarse directamente en el campo sin necesidad de remover las plantas. Se siembran en cada maceta de dos a tres semillas para compensar tasas de germinación bajas, daños por insectos y eliminación de plantas masculinas. La distancia de siembra depende de la fertilidad del suelo, sistema de irrigación y localización. En patios, las plantas deben estar separadas por unos 3 metros. Las plantitas se transplantan cuando tienen 15 cm. de altura. Comenzarán a florecer después de 5 meses, y sólo una planta bisexual o femenina vigorosa se permite crecer en cada sitio, las otras se eliminan.
Para cultivar las papayas con éxito, el cosechero debe asegurar que se cumplan los siguientes requerimientos:

1. Las semillas preferentemente deben provenir de cruces controlados (plantas hembras x plantas bisexuales o bisexuales autofecundadas) o de plantas bisexuales que hayan tenido una alta tasa de autopolinización en condiciones de campo. El tipo de semilla utilizada es un factor muy importante ya que al determinar el potencial reproductivo restringe o aumenta el valor de otros métodos culturales.

2. El suelo debe tener buen drenaje. Las papayas son muy sensibles aun a pequeños períodos de inundaciones. Si no mueren, pierden su vigor y aunque lo recuperen lo hacen lentamente.

3. El riego debe implementarse durante los períodos de seca porque una fluctuación en el suministro de agua puede retrasar crecimiento, provocar el aborto de las flores y la caída de los frutos jóvenes.

4. Las papayas son plantas de rápido crecimiento que requieren un suministro abundante de nutrientes para tener gran productividad. La fertilización suplementaria es particularmente importante en los suelos infértiles. El nitrógeno y el fósforo son especialmente importantes. Se debe aplicar 120 g. de un fertilizante 10-10-10-5 (con 30% del nitrógeno proveniente de fuentes orgánicas) a las plantas jóvenes al momento de la siembra o un poco después. Esta cantidad de fertilizante se aplica cada 2 semanas y debe incrementarse gradualmente a 750 g. hasta que las plantas tengan de 7 a 8 meses de edad. A partir de este momento, aplicaciones mensuales serán suficientes, a menos que lluvias muy fuertes ocurran. Bajos estas condiciones se debe reaplicar el fertilizante.


martes, 10 de agosto de 2010

El Canistel continua creciendo

Una de las variedades que parece adaptarse perfectamente al clima y condiciones del sur de la is isla es el Canistel. Como vimos en la anterior noticia,
http://fincaniguaria.blogspot.com/2010/07/el-canistel.html, aquellos pequeños brotes se han convertido en una frondosas ramas que han aumentado considerablemente la altura de este ejemplar.

jueves, 5 de agosto de 2010

El Mamey, Pouteria sapota

Son originarios de Majico y las tirras bajas de centroamerica, se han cultivado en Centroamérica, México, el norte de Suramérica, y las Antillas durante siglos. La primera introducción en el sur de Florida, de la cual se poseen registros, fué a mediados de la década de 1880.
El mamey es un árbol atractivo de copa abierta con un tronco central grueso y unas cuantas ramas grandes. Los árboles son grandes, erectos o con ramificaciones, y pueden alcanzar una altura de alrededor de 12.2 m, pero pueden sobrepasar los 18.3 m en regiones tropicales.
Las hojas son largas, alcanzando una longitud de hasta 30 cm y 10 cm de ancho. Su forma es abovada u oblolanceolada. El envés, de color verde claro o carmelitoso, es pubescente (con pelitos) cuando la hoja es joven pero glabro (sin pelos) cuando la hoja madura. Las hojas están agrupadas al final de ramas pequeñas. Dependiendo de la variedad y de la cantidad de frutos producidos recientemente, las mayoría de las hojas se caen al final del invierno o en la primavera, pero nuevas hojas se desarrollan rápidamente.
Las flores, pequeñas, perfectas y de color blancuzco, son sésiles, esto es no tienen pedicelo o pedúnculo. Se producen abundantemente a lo largo de ramas pequeñas 1.3 a 5.1 cm, y tienden a agruparse hacia el final de las ramas.
El fruto es una baya, con forma ovoidea o elipsoidea, que posee un cáliz persistente en su base. Su tamaño varía 7.6 a 20.3 cm de longitud en la mayoría de las variedades. La cascara es gruesa y leñosa y de un color carmelitozo-rojizo. La pulpa de los frutos maduros puede ser de color salmón, naranja, roja o roja-carmelitosa y tiene una textura que varía entre suave y uniforme a finamente granulada. Usualmente, la pulpa contiene muy pequeñas cantidades de fibras. Tiene un sabor dulce similar a la almendra que es único. Normalmente, el fruto contiene una semilla larga de forma elíptica pero puede tener hasta cuatro. La semilla tiene una superficie dura de color carmelita oscuro y brillosa pero en el lado ventral posee una zona más estrecha (hilo) de color carmelita claro. Las semillas se pueden rajar y germinar en los frutos muy maduros. El peso de los frutos oscila entre 0.3-2.7 kg.

lunes, 26 de julio de 2010

El crecimiento de la carambola

Hace poco mas de un mes que descubrimos los primeros frutos de nuestra carambola. Este tiene ya algo mas de 5 cm. Ademas hemos contado mas de una veintena de frutos en el arbol.

jueves, 15 de julio de 2010

El fruto de la Carambola

Tres semanas hace que "descubrimos el primer fruto en nuestro arbol, y continua creciendo a muy buen ritmo, ya supera los dos centimetros y medio, ademas en la misma rama y como puede verse en la fotografia han brotado otros dos frutos.

lunes, 12 de julio de 2010

El canistel

Otra de las especies que ha empezado a desarrollarse a toda prisa es el canistel. Si bien al principio estuvo algo mas de dos meses si ninguna novedad, en las ultimas semanas han comenzado a salirle brotes, síntomas positivos de su adaptación.

sábado, 10 de julio de 2010

Brotes del Litchi

Después del susto que nos dieron los ejemplares del litchi, los de la variedad Early Large Red, se han adaptado perfectamente a las condiciones climaticas del sur del la isla. Recordemos que esta especie necesita unas condiciones algo estrictas para su perfecto desarrolo. Necesitan una alta humedad en la climatología, bastante materia orgánica y un agua casi "divina", pero poco a poco como se ve en la foto, aparecen cantidad de brotes, además otros ejemplares de la zona ya han entrado en producción, lo que significa que con cuidados propios llegaran a su floración, algo que esperamos ansiosos.

miércoles, 7 de julio de 2010

El Goji

La única variedad de frutal que tenemos sembrada desde semilla como explicamos en nuestro anterior articulo sobre esta especie, continua desarrollándose perfectamente. De las tres semillas ya hay tres arbolitos perfectamente adaptados, aunque uno de ellos parece mas reacio al crecimiento, los otros dos van a muy buen ritmo, sobre todo el ejemplar del medio como puede verse en la foto.

lunes, 5 de julio de 2010

Remolacha

La huerta ecologica continua dando sus frutos, ahora son las primeras remolachas.
La remolacha o betabel es la raíz profunda, grande y carnosa que crece en la planta del mismo nombre. Pertenece a la familia de las Quenopodiáceas, que comprende unas 1.400 especies de plantas, casi todas herbáceas, propias de zonas costeras o de terrenos salinos templados. Dentro de esta familia se incluyen también otras verduras tan populares y nutritivas como las espinacas y las acelgas.
La remolacha es un alimento de moderado contenido calórico, ya que tras el agua, los hidratos de carbono son el componente más abundante, lo que hace que ésta sea una de las hortalizas más ricas en azúcares. Es buena fuente de fibra.

De sus vitaminas destaca los folatos y ciertas vitaminas del grupo B, como B1, B2, B3 y B6. Por el contrario, la remolacha es, junto con la berenjena o el pepino, una de las verduras con menor contenido en provitamina A y en vitamina C.

Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos en el sistema inmunológico.

La vitamina B2 o riboflavina se relaciona con la producción de anticuerpos y de glóbulos rojos y colabora en la producción de energía y en el mantenimiento del tejido epitelial de las mucosas, mientras que la niacina o vitamina B3 colabora en el funcionamiento del sistema digestivo, el buen estado de la piel, el sistema nervioso y en la conversión de los alimentos en energía.

La vitamina B6 participa en el metabolismo celular y en el funcionamiento del sistema inmunológico.

En relación con los minerales, es una hortaliza rica en yodo, sodio y potasio. Están presentes en menor cantidad, el magnesio, el fósforo y el calcio. El calcio de la remolacha no se asimila como el que procede de los lácteos u otros alimentos que son fuente importante de este mineral. En sus hojas abunda el beta-caroteno y minerales como el hierro y el calcio.

El yodo es un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que regula el metabolismo, mientras que el potasio y el sodio son necesarios para la transmisión y generación del impulso nervioso, la actividad muscular, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.