lunes, 18 de octubre de 2010

El cultivo del Aguacate

El árbol de aguacate posee un crecimiento y desarrollo variado, en su hábitat natural pueden existir hasta de 20 o 25 metros de altura. Su tallo es leñoso , posee un gran crecimiento vegetativo y en árboles de 50 años de edad se han encontrado diámetros de hasta 1.5 metros. Las hojas son simples y enteras. De forma elípticamente alargada y nervadura pinnada. La inserción en el tallo es peciolada. Cuando es joven presenta un color rojizo y una epidermis pubescente; al llegar a la madurez estas hojas se tornan
lisas, coriáceas y de un verde intenso y oscuro.
Las ramas son abundantes, generalmente delgadas y frágiles, esto hace que se rompan fácilmente con la carga de fruta o por la acción del viento y tormentas. Las raíces son superficiales dependiendo de la variedad, suelo y otras condiciones de producción. Se caracterizan por tener muy pocos pelos radicales y la absorción de agua y nutrientes se realiza principalmente en las puntas de las raíces a través de los tejidos primarios, esto determina la susceptibilidad que posee el árbol al exceso de humedad que induce a las asfixias y ataques de hongos que pudren los tejidos.
El aguacate puede cultivarse en una gran diversidad de suelos, desde los francos hasta los arcillosos, dependiendo de la precipitación y las prácticas de cultivo que se utilicen, la característica que debe prevalecer en un huerto de aguacates es que el terreno tenga buen drenaje para evitar los problemas de pudriciones de las raíces, a las cuales este frutal es susceptible. Previo a la plantación debe limpiarse el terreno, eliminar los restos vegetales y
luego realizar trabajos de arado y si se puede deberá rastreársele, luego viene la desinfección que puede ser en cada agujero, con el mismo producto que se utilizó para las semillas.
Existen diversos sistemas para realizar la plantación, los más comunes son al cuadro, al tres bolillo, al quincuncio y rectángulo. En el caso de terrenos escarpados podrá realizarse siguiendo las curvas a nivel. De acuerdo a las experiencia de éste cultivo, se pueden iniciar plantaciones al cuadro a 4 x 4 metros y en el futuro cuando las plantas crecen se realiza un entresaque para dejar la plantación definitiva a 8 x 8 m., otros distanciamientos recomendados son de 6 x 8 m., el cual permite un buen desarrollo de plantas. Puede también plantarse de 4 x 6 m y 5 x 5 m El distanciamiento estará condicionado también al sistema de manejo a qué estará sometida la
plantación, al tipo de suelo, topografía y otros factores.
La fertilización del suelo debe hacerse a base de un análisis previo del mismo y según los requerimientos del cultivo, además deben utilizarse buenos sistemas de aplicación. Al cultivo de aguacate durante su desarrollo puede realizarse la fertilización foliar como suplementaria. Está es más efectiva si se utilizan productos Quelatados. La fertilización foliar estará basada a los requerimientos del cultivo para lo cual existen estándares que deben ser consultados.
NECESIDADES DE NUTRIENTES DEL CULTIVO
Nitrógeno
- 60 a 300 g de N puro al año en plantas de 1 a 7 años
- 350 a 1000 g de N puro al año en plantas de mas de 8 años
Fósforo
- árboles jóvenes (1 a 7 años): 200 a 450 g/árbol /año
- árboles adultos (mayores de 8 ) 900 a 1,100 g/árbol/año
Potasio
- Es requerido en los primeros años y aumenta la necesidad en plantas en
producción
- árboles jóvenes ( l a 8 años): 100 a 450 g/árbol/año
- árboles adultos (mayores de 5 años): 900 a 1,400 g/árbol/año
pH Ideal 5.5 a 6.5
Materia Orgánica 2.5 a 5 %
Salinidad : Conductividad eléctrica menor a 3 mm hos/cm


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada