lunes, 5 de abril de 2010

Melon amargo (Momordica charantia)

El melon amargo, (Momordica charantia), es un fruto tropical con una gran cantidad de beneficios para la salud, especialmente, para el tratamiento de la diabetes por su efecto hipoglucémico. Por otra parte, favorece el descenso de peso gracias a que actúa como un poderoso diurético natural.
Tiene dos veces mas calcio que la espinaca, dos veces mas beta caroteno que el brócoli, el doble de potasio que la banana, tambien contiene vitaminas B1, B3 y C, fósforo y una buena cantidad de fibra dietética, por todo esto, en Filipinas, se ha recomendado como un suplemento herbario.
La planta ha sido utilizada alrededor del mundo por sanadores nativos en el Amazonas a doctores ayurvédicos en la India, para tratar diferentes afecciones.
Beneficios comprobados
El extracto de la fruta del melón amargo presenta unas propiedades químicas similares a las de la insulina de algunos animales.
Contribuye a reducir los niveles de glucosa en la sangre. Se ha evidenciado también que aumenta la secreción pancreática de insulina, e incluso, se especula que estimularía el crecimiento de las células betapancreáticas.
La composición fotoquímica de la planta es una combinación de saponina, tarantín, peptides, y de alcaloides, que es la que contribuye en el tratamiento contra la diabetes.
No importa de que manera se consuma, el efecto de las hojas amargas del melón también bajan el nivel de azúcar en sangre. Se lo puede consumir hervido, en forma de te, de cápsula o de tabletas.
En el caso de las personas con diabetes mellitas, que se caracteriza por metabolizar los carbohidratos debido a una producción inadecuada de insulina, se recomienda la ingesta de un melón pequeño. El melón amargo contiene una proteína MAP30 que es efectiva contra tumores, irritaciones, herpes y otros virus. La MAP30 es el componente más importante de la fruta gracias a sus propiedades antivirales que inhiben la reproducción de los virus y su habilidad para formar parches de piel irritada.
Las proteínas alpha y beta contenidas en la fruta tienen un efecto inhibidor en la infección del virus de inmunodeficiencia humana (HIV).
Es importante puntualizar que comer esa fruta no resulta siempre placentera al paladar, ya que su sabor es muy amargo y astringente.
Cuando la fruta está verde, las semillas y la pulpa son blancas, pero se tornarán rojas y dulces cuanto más madura esté.
La pulpa o carne de melón amargo es crujiente y acuosa, similar al pepino. Para mitigar su sabor intenso se puede salar y luego lavar antes de consumirlo.
El melón amargo puede resultar una buena alternativa para perder peso debido a que ayuda a mejorar la circulación y es un diurético natural.
Si bien ha sido patentizado y puede conseguirse en el mercado en forma de cápsulas combinado con otros componentes, lo mejor es una buena infusión natural.
Cuidado con el abuso
No es recomendable para niños pequeños.
No se debe consumir durante el embarazo dado que contiene dos proteínas que tendrían propiedades abortivas.
Una dosis excesiva del jugo puede causar dolores abdominales y diarreas.
Nuestra "plantita", que se puede ver en la foto, es la única nacida de un paquete de semillas traidas desde Thailandia, y cuenta ya con tres meses de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada