miércoles, 20 de abril de 2011

El Santol (Sandoricum koetjape)

El Santol es un árbol frutal perteneciente a la familia de las Meliáceas, originario de Asia Tropical, es muy conocido y ampliamente cultivado en la región de Malasia donde crece en forma silvestre. En América, se cultiva también en Florida y California. En Filipinas está muy difundido su cultivo.

En forma de cultivo ha dado origen a dos variedades: Santol amarillo o Sentul y Santol rojo o Kechapi, según que los frutos presenten color amarillo o rojo. Es un árbol de tamaño mediano, en su lugar de origen puede llegar hasta 40 metros de alto. Sus hojas son trifoliadas hasta 45 cm de largo, con 3 folíolos elípticos a ovado-oblongos, de 8 a 25 cm de largo, por 8 a 16 cm de ancho, acuminados en el ápice, obtusos, a redondeados en la base, enteros en los bordes; nervios prominentes, tomentosos en la cara inferior. Al envejecer las hojas toman un color marrón, semejante al que presentan en otoño la mayoría de los árboles de los países templados. Pecíolos de unos 12 cm de largo, tomentosos.

Sus flores son pequeñas, amarillo-verdosas; se agrupan en panículas axilares colgantes, ligeramente fragantes. Corola con 5 pétalos reflexos. Estambres 10.
Sus frutos son más o menos redondos a globosos, de 4 a 7,5 cm de diámetro, de color amarillo dorado o rojo. Epicarpio grueso, duro. Pulpa blanca, translúcida y jugosa, comestible, de sabor agradable, a veces con olor a melocotón. Semillas usualmente de 3 a 5, adheridas o no a la pulpa. Se propaga por semilla y acodo aéreo. Presenta crecimiento rápido. Resiste bien los largos veranos tropicales.

Los frutos se comen frescos. Tienen sabor agridulce. También se utilizan en la elaboración de refrescos y dulces en general.
El árbol por su frondosidad y por el color rojizo que presentan las hojas viejas, las cuales recuerdan a los árboles de los países templados en otoño, se puede utilizar como ornamental en jardines y parques.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada