viernes, 25 de marzo de 2011

La Feijoa

La Feijoa o Guayabo de Brasil (Feijoa sellowiana)es un arbusto o árbol pequeño perteneciente a la familia de las Mirtáceas. Crece en forma silvestre entre el sur de Brasil y norte de Argentina, incluyendo Uruguay y Paraguay, de donde se ha introducido a las zonas cálidas de los países tropicales, e incluso ha sido introducido en las regiones de climas suaves de Europa y Estados Unidos. En francés se llama Feijoa, Goyave de Montevideo, Goyave du Brésil... En portugués se llama Goiaba-ananás.
Es una planta útil por la elegancia de su porte, persistencia de sus vistosas hojas y belleza de sus, flores, y al mismo tiempo por la excelencia de sus frutos, cuya pulpa jugosa, aromática y de sabor agradable, goza actualmente de gran estima en varios países donde su cultivo está bastante generalizado.
La Feijoa o Guayabo de Brasil es un arbusto o árbol pequeño de 2 a 8 metros de alto, con ramificaciones cercanas a la base; las ramificaciones secundarias cubiertas de tomento blanquecino con pequeñas hojas. Sus hojas son sencillas, opuestas, ovalado-oblongas a elípticas de 4 a 7 cm de largo, obtusas a agudas en el ápice, verde oscuro y lustrosas en la cara superior, gris plateado en la inferior.
Sus flores son axilares, solitarias o en grupos, de color blanco en la superficie externa y color púrpura en la interior, de más o menos 1 cm de diámetro. Corola con 4 pétalos, cerosos, externamente de color blanco, e internamente de color púrpura.
Sus frutos son oblongos, ovalados y hasta redondeados, de 2 a 6 cm de largo, de color verde oscuro al principio van pasando rápidamente a marrón, con pericarpio fino. Pulpa blanca, jugosa, perfumada, de consistencia gelatinosa con numerosas semillas.
Su madera es blanca a rosada, compacta y muy durable.
Se propaga por semilla, pero la multiplicación por injerto proporciona resultados más rápidos. Crece preferentemente en climas subtropicales libre de temperaturas extremas. Resiste los suelos áridos, a pesar de que los suelos arenosos, ricos en humus, son los ideales. No tolera los suelos fangosos. Los frutos, con sabor a guayaba y olor a piña (ananás), se consumen como fruta fresca. También sirven para preparar gelatinas y conservas. Esta fruta contiene proteínas, carbohidratos, fibras y pequeñas cantidades de grasas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada