lunes, 10 de enero de 2011

Cerezo de río

El cerezo de Río Grande pertenece a la familia de las Mirtáceas. Es nativo de Brasil, se cultiva por sus frutos comestibles que a pesar de ser de tamaño pequeño, pues no exceden los 2 cm de largo, tienen sabor agradable. Mediante selección se puede mejorar en tamaño y calidad. Por otra parte, se trata de plantas muy resistentes y frondosas, apropiadas para jardines y parques.
Se trata de un árbol pequeño o arbusto, siempre verde. Tronco recto con corteza liviana que se desprende fácilmente en placas delgadas.
Sus hojas son opuestas, sencillas, de color verde oscuro brillante, con pecíolos acanalados.
Sus flores son blancas, solitarias o en pares.
Sus frutos son oblongos de color rojo oscuro, de unos 2 cm de largo, con el cáliz persistente. Epicarpio fino. Pulpa jugosa, con una semilla.

Se propaga por semilla o por injerto, pero por poseer madera dura difícilmente se logra por estaca. Requiere de lugares cálidos. Se desarrolla bien en suelos húmedos y ricos en materia orgánica, ligeramente ácidos. Presenta crecimiento lento. Crece bien a plano Sol. Cuando proviene de semillas, tarda unos 10 años en producir frutos.
Los frutos se pueden comer crudos, pero se utilizan más para elaborar jaleas y refrescos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada